¿Sabías que existe una alternativa a los deportes y al gimnasio con grandes beneficios a nivel físico y mental? El baile contribuye a perder y controlar nuestro peso, aumentar nuestra fuerza, resistencia, equilibrio, coordinación… y ha sido una actividad cultural y hedónica que ha acompañado a todas las sociedades del mundo.

¿Te gustaría perder peso, aumentar tu fuerza, equilibrio, coordinación, resistencia, sentirte bien contigo mismo, mejorar tu memoria y evitar enfermedades físicas y mentales? Pues sí, hay una actividad que te ayuda a conseguir todo eso y mucho más. Y no son deportes, ni juegos, ni sesiones estrictas de gimnasio. 

Todo esto lo puedes conseguir bailando. ¿Te lo puedes creer? El baile es una de las actividades más completas que existen hasta el momento, y como hemos comentado tiene muchísimos beneficios que vamos a ir desarrollando poco a poco en este artículo. 

Si remontamos a las primeras sociedades, el baile  se utilizaba para con motivos rituales y como forma de expresión corporal. En la prehistoria, no es difícil imaginar que el baile y el movimiento fueran formas de expresión más completas y exactas que la palabra y el lenguaje oral. 

El componente lúdico, la catarsis y la diversión ha acompañado al baile en cualquier concepción, por muy locales y restringidos que fueran o hayan sido las diferentes danzas y bailes que han existido. Esa diversión intrínseca al baile, destilaba belleza, arte, y pronto se utilizó el baile como un espectáculo: para entretener a reyes y emperadores que disfrutaban del baile y el jolgorio, viendo a gente disfrazada realizando espectáculos con música. El baile llegó a convertirse en un oficio y quien lo disfrutaba era quien lo veía y no tanto quien lo practicaba. 

Como vamos a hablar de los beneficios del baile para la salud, nos centraremos en la danza y el baile como una actividad física, y por lo tanto hablaremos de los beneficios que conlleva su práctica, y no, de los beneficios estéticos o psicológicos de contemplar la belleza del movimiento, que también acarrea beneficios, pero en otro plano, que difícilmente puede compensar a los riesgos de permanecer estática y sedentariamente.

LOS PRIMEROS PASOS

No todo el mundo sabe bailar y primero tenemos que hacer una reflexión.

 ¿Bailamos en casa, en la disco o cuando escuchamos música? ¿Nos gustaría bailar? ¿Tenemos canciones favoritas las cuales cerramos los ojos y nos encantaría fusionarnos con la música, sentirla y transmitirla con movimiento? 

Si has contestado a todas las preguntas de forma afirmativa, entonces vamos por el buen camino. El baile es una opción muy fiable para que empieces a hacer ejercicio de manera mantenida en el tiempo. 

A día de hoy el baile está al alcance de todos y realizarlo nos alegra y alarga la vida a parte de mejorar nuestras condiciones físicas, mentales y sociales. Piensa que bailar es divertido, puedes socializar, hace que te muevas, pierdas peso, estés más fuerte… y todo eso casi sin darte cuenta, sin que suponga un gran esfuerzo.

¿QUÉ TIPO DE BAILE ELEGIMOS? 

Muchas veces salir a bailar se va a convertir en la GRAN ALTERNATIVA a hacer “ejercicio físico tradicional” y ponemos ejercicio físico entre comillas porque bailar es uno de los ejercicios físicos más completos, pero la gente no lo sabe. 

Hay muchos tipos de baile así que no tenemos excusas para no practicar alguno de ellos. Podemos hacerlo solos o con nuestra pareja. Podemos hacerlo en grupo siguiendo a un profesional, individual o en parejas. También existe la posibilidad de apuntarnos a un grupo de baile y hacer coreografías en grupo. Hay infinitas opciones, y solo debemos encontrar la nuestra.

Vamos a proponerte varios ejemplos para que empieces a abrir boca y te entre ese gusanillo del baile. 

Algunos ejemplos para bailar a nivel principiante y siguiendo las instrucciones de un profesional pueden ser zumba, aerobic, step…  Solo tienes que apuntarte a unas clases dirigidas en el gym. Normalmente las clases se adaptan a todos los niveles y es muy fácil engancharse a estos tipos de baile. Son muy motivadores porque te mueves al ritmo de la música y cuando te das cuenta llevas varios meses en este tipo de clases.

Si nos metemos en algo más complejo y queremos ser algo más meticulosos aprendiendo movimientos podemos apuntarnos a ballet. Es increíble la fuerza y el control del cuerpo que tienen estos bailarines. El ballet se baila de forma individual, en pareja, en grupo, se hacen coreografías… es muy top pero a la vez un tanto difícil. En la misma línea tenemos break dance y otros estilos de bailes que son más técnicos, como el tango.

Varios ejemplos para bailar en pareja son la salsa, el merengue, la bachata, la kizomba, el tango, bailes de salón… Si realmente quieres conectar con tu pareja y hacer algo juntos estas opciones son las más optimas. Algunas alternativas son muy divertidas por el juego coordinativo entre la pareja y otras son más sensitivas. Sentir el movimiento de la música y de tu pareja de baile. Si has bailado kizomba alguna vez, sabrás de lo que hablo.

Un baile en pareja bastante interesante es el contact dance que consiste básicamente en bailar con tu compañero estando en contacto en todo momento. Una parte de tu cuerpo tiene que tocar otra parte de su cuerpo. Los movimientos son espectaculares y la conexión con la otra persona es una auténtica pasada.

Varios ejemplos de otros bailes que igual te pueden interesar son hip hop, danza del vientre, flamenco, swing, tap, baile en línea, danza contemporánea… No todos los bailes se bailan en pareja, muchos de ellos los puedes hacer de forma individual y son muy divertidos. 

Hay muchas alternativas y estamos seguros que si te paras a pensar vas a encontrar el baile que te gusta. Así que anímate y ¡A bailar!

Pero si crees que todo esto aún está muy lejos de lo que quieres llegar a alcanzar puedes empezar en casa con vídeos en Youtube de tus canciones favoritas, o con los ahora muy populares juegos de baile puedes iniciarte en tu carrera como bailarín o bailarina.  

Ahora que tenemos algo de conocimiento sobre el baile y los primeros pasos vamos a ver los beneficios que tiene BAILAR.

“La música es el lenguaje universal de la humanidad siendo la danza el lenguaje oculto del alma”

LOS BENEFICIOS DEL BAILE

BENEFICIOS A NIVEL FÍSICO 

· El baile es un buen ejercicio cardiovascular. Ayuda al corazón a mantenerse fuerte al aumentar el ritmo cardíaco y mejorar la capacidad pulmonar. El baile es un ejercicio principalmente aeróbico que contribuye a reducir los riesgos de enfermedades cardiovasculares..

· Fortalece todos los músculos del cuerpo; dependiendo del baile fortaleceremos más unas zonas que en otras. En la gran mayoría de ellos las piernas, los glúteos y el core son los más beneficiados. 

· Bailar les da vida a las articulaciones. Las hace más fuertes y flexibles. 

· Mejora el equilibrio y la coordinación.

· Al ser una actividad de impacto, fortalece los huesos y ayuda a la prevención de la osteoporosis. 

· Aliado de la pérdida de peso. En una hora de baile puedes quemar entre 200 y 400 calorías. 

· Disminuye el colesterol. Al ser un ejercicio aeróbico reduce los niveles de colesterol total en la sangre.

· Mejora la fuerza, la flexibilidad y la resistencia. El baile mejora destrezas y habilidades que son muy importantes para la salud en general. Unos buenos hábitos físico-deportivos en baile nos ayudan a mantener el cuerpo libre de lesiones.

· Mejora de la higiene postural. Bailar nos ayuda a corregir esas malas posturas que adquirimos con el trabajo, la falta de ejercicio y el estrés del día a día.

· Los movimientos del bailes son transferibles y benefician a otras disciplinas deportivas.

BENEFICIOS A NIVEL MENTAL 

· Mejora la salud mental ya que cuando vamos a bailar reducimos los niveles de estrés. Dejamos de pensar en lo que tenemos que hacer y nos centramos en bailar. 

· Ayuda a combatir enfermedades mentales como puede ser la depresión, la demencia o el Alzheimer. Estimula la producción de endorfinas (hormonas de la felicidad que combaten el estrés) y ayuda con los sentimientos de aislamiento.  El baile contribuye a la regulación de los niveles de serotonina y dopamina, neurotransmisores claves para no caer en depresión.

· Mejora la memoria

· Potencia la autoestima: Asistir a clases de baile es un buen método para vencer la timidez y el miedo al ridículo. Aparte, con la práctica aprendemos nuevos pasos que hacen que aumente nuestra seguridad con nosotros mismos. Es un refuerzo positivo. 

· Mejora el estado de ánimo y de energía. Salir a bailar ayuda a la mente a desconectar, reduciendo los niveles de estrés. A parte provoca que el cuerpo segregue hormonas que hacen que estemos más felices aumentando la motivación y la vitalidad.  

· Conforme progresamos en el baile, suele aumentar nuestro atractivo hacia otras personas y mejoramos nuestra autoestima.

· El baile puede ser una gran arma de seducción. Seguir un ritmo así como la expresión corporal lo hacen ideal para despertar el atractivo sexual.  

El mayor beneficio de todos es que ¡Te diviertes!
Además de todos los beneficios físicos y mentales, ¡lo mejor del baile es que te diviertes! Es prácticamente imposible bailar sin sonreír. La música consigue que expreses tus sentimientos y te pone en un estado de alegría verdadera y duradera.

RELACIÓN CUERPO Y MENTE 

CONEXIÓN CON NOSOTROS MISMOS

El baile va a hacer que conectemos con nuestras emociones y las canalicemos de una forma saludable. Esto va a producir un mayor control emocional y nos va a facilitar expresar nuestros sentimientos y estados de ánimo de forma natural. Lo mejor de todo es que bailando vamos a despertar emociones y las vamos a poder expresar con nuestro cuerpo: el baile es expresión corporal. 

CONEXIÓN CON LOS DEMÁS

El baile nos va a proporcionar oportunidades para relacionarnos con otras personas. Bailar es una actividad social y va a desarrollar nuestras habilidades para hacer amigos y conocer gente nueva.

EL BAILE HACE QUE SEAS LA PERSONA QUE QUIERES SER

Como hemos visto no necesitas ir al gimnasio para pasártelo bien y hacer ejercicio. Con solo apuntarte a unas clases de bailes vas a conseguir muchos beneficios en todos los sentidos, a nivel físico, mental y social. Y lo mejor de todo es que vas a conectar contigo mismo.

En líneas generales el baile va hacer que te desinhibas para que te conviertas en tu mejor versión. ¡Hay que bailar más al son de la música!

¿Te animas a ponerte los zapatos de baile?